Páginas

lunes, 2 de abril de 2012

Silencio de trapo




Me dan ganas de decirle que no tiene sentimientos cada vez que me deja abandonada en el sofá, o sobre la cama. Obligada a dormir y pasar un prolongado descanso hasta que recuerda que me encuentro sola y de nuevo vuelve a cogerme en sus brazos. Pero no me atrevo a decírselo. Le haría daño y no quiero. Ella es todo lo que tengo. Es más, dependo de ella para todo.
Debo soportar, también en silencio, un amor compartido. Ver que tiene en sus brazos a otras como yo no me hace ningún bien. Me entristece. Me decepciona. Quizá sea que esperaba demasiado de nuestra relación. Es verdad que ella nunca me dijo que fuese la única. Nunca me prometió nada, ni yo se lo pedí, pero si volviésemos al principio sí que lo haría.
Creía que todo sería más fácil y que ella sería como yo, que sentiría exactamente lo mismo. Pero no quiero decírselo, creo que tengo miedo. Sí, me da miedo escuchar de sus labios que nunca me prometió nada. Que yo ya sabía lo que había. Que es cierto que soy especial, pero no única. Me da pánico que mis palabras puedan herirla, cambiar lo que existe entre las dos. Me da escalofríos su silencio, que mis palabras hagan que las suyas se acallen.
Y es que cada vez que estoy con ella y escucho su tierna voz diciéndome que me quiere me olvido de todo esto que pienso cuando me siento abandonada. Así que seguiré callada, en silencio como siempre.
Me conformaré con esto que tengo, aunque hoy, nuevamente, cuando se canse de mí me vuelva a dejar sobre la cama entre la descarada y medio desnuda barbie princesa y el abarrotado armario de la nancy.

2 comentarios:

  1. Me gusta!Como en la vida..

    ResponderEliminar
  2. Claro Inma. puede ser una metáfora de la vida, o puede ser simplemente una muñeca de trapo con sentimientos.

    ResponderEliminar