Páginas

viernes, 21 de octubre de 2011

¡Qué cinismo!



¡Qué cinismo!¡Qué hipocresía!¡Qué doble moral!... comenzaré diciendo. Antes de poder crear confusión aclararé que yo también me alegro de la detención de Muamar el Gadafi, aunque debo de poner ciertos peros...




  • Resumamos primero las reacciones de varios de los países del primer mundo y el titular con el que abrían la mayoría de "noticieros" nacionales:


"Con esto se acaba con 40 años de dictaduras. Ha caído un déspota, excentrico, caprichoso y apadrinado del terrorismo"

Obama: "La juventud está acabando con las dictaduras"

Sarkozy: "Se abre la más importante etapa de unidad y libertad"
Cameron: Libia tiene la oportunidad de construir ahora su futuro"
Berlusconi, pese a no celebrar su muerte comentó: "sit transit gloria mundi" , así pasa la gloria del mundo.



  • Hagamos una pequeña cronología de Gadafi frente al poder en Libia: Lideró la revolución del 1 de septiembre de 1969 en la que derrocó al rey Idris. Aplicó su programa socialista, nacionalizando todas las grandes empresas, permitiendo sólo los pequeños negocios familiares. Fue llamado el Che Guevara árabe. En la década de los 80 hubo varios intentos de derrocarle por parte de EEUU, incluyendo un bombardeo a su palacio en 1986 que acabó con la vida de su hija. En 1988 se produce el atentado contra el Boeing en la localidad escocesa de Lockerbie en el que murieron 270 personas. Tras la negativa del gobierno de Trípoli de entregar a los responsables, la ONU estableció una sanción (embrago comercial y aéreo) a Libia.


  • La reconciliación: En 2003 Gadafi reconoció su implicación en el atentado, pagó indemnizaciones y formalizó su presencia en la liga "lucha contra el terrorismo" de G.Bush. Ofreció suculentos contratos petrolíferos (BP. Repsol,...) ante la crítica de Amnistía Internacional. Occidente le excluye de la calificación de "Estado paria" para pasar a ser miembro pleno de la comunidad internacional. Todos los gobiernos occidentales quieren tener "relaciones" con él y comienzan a venderle grandes cantidades de armamento. En el periodo 2008-2009, Italia 205MM€, Francia 143MM€, Alemania 57MM€, Reino Unido 53MM€, España 4MM€,.. entre otros muchos. Tras la visita de Gadafi a España en diciembre de 2007 se consiguen importantes acuerdos con Libia que se encarga de filtrar wikileaks, 7300MM€ en infraestructuras, 3500MM€ en el sector energético y 1500MM€ en armamento, pasando a ser España el tercer país mundial con mayores intereses económicos en Libia.



No se escuchó entonces a ningún periodista, ninguna televisión que criticase a este hombre, ni su dictadura, sus excentricidades, sus acuerdos... Le llegaron a entregar las llaves de la ciudad de Madrid, con celebraciones, alegría y jolgorio por parte de televisiones y periódicos. Así que ahora los considero totalmente desautorizados a cogerse a la ola de crítica hacia Gadafi, obviando aquello que antaño escribieron o dijeron, aplicando una doble moral que se está haciendo, cada vez, más común en nuestra sociedad y de la que ellos son los principales responsables.

2 comentarios:

  1. hola! gracias por esta entrada, ¡muy clara!
    me parece VERGONZOSO ,hipocrita es poko,CREO KE HASTA EL PEOR DE LOS PSIKOPATAS MERECE SER JUZGADO, ESO HA SIDO UN LINCHAMIENTO, ¿ke clase de democracias pueden nacer de un hecho como este? pues notra mas de estas democracias feudales y pasteleras gracias a las cuales, las dictaduras dejaron de ser rentanles: son autenticas dictablandas.
    tras el escandaloso paripé del juicio a hussein,y el irrisorio "entierro maritimo" (basado en un ritual coranico hasta entonces desconocido por los musulmanes) sólo esta barbarie nos kedaba por ver.
    Y esa "snuff movie" del linchamiento de gadafi, dando la vuelta al mundo entre aplausos y brindis, a traves de tv e internet.
    ¿hasta cuando seguiremos permitiendo esto sin reaccionar?

    ResponderEliminar
  2. Creo que seguiremos permitiendo todo aquello que no nos toque directamente. Como cada vez vivimos más encerrados en una burbuja, también, cada vez, será más dificil sacarnos de ella y hacernos reaccionar. Aunque no por eso hay que dejar de actuar...

    ResponderEliminar