Páginas

domingo, 10 de noviembre de 2013

La entropía del sueño del loco



Me siento violentado, tomado por la fuerza, perversamente violado por mis propios pensamientos, locos pensamientos que me invaden cada noche desde hace 1465 días; no duermo, conciliar el sueño más de diez minutos seguidos es algo que ya ni recuerdo; he leído que se puede morir por falta de sueño, se comienza dando la mano a la locura para luego abrazar la muerte, ¡mentira!, si por lo menos me hubiese vuelto loco; lo he probado todo: tranquimazin, diacepan, orfidal, marihuana, cocaína, todo junto, ¡y nada!, los pensamientos vuelven a mí, siempre los mismos, una repetición de la misma escena, sin imágenes ni sonido,…, el vacío; es un pensamiento hueco, un pesado pensamiento con características magnéticas que me atrae, atrapa y atosiga a todas horas desde que cierro los ojos; los párpados pesan, pesan mucho y echan el cierre y ya está ahí el agujero negro que hace temblar primero los dedos de los pues a ritmo de tic, de tic-tic, y luego la pierna y todo el cuerpo compulsivamente, con pulso del tic-tic de una bomba de relojería que está a punto de estallar y llevárseme por delante a mí y a mis pensamientos y al puto agujero negro, originando un egobig-bang que da comienzo a un universo propio y a un nuevo pensamiento que ya está ahí, cogiendo peso, engordando, ensuciándose, ennegreciéndose, ensuciándose, tomándome a la fuerza nuevamente, a su ritmo; es entonces cuando creo que me duermo y bang, me despierto: un nuevo estallido el puto agujero negro que vuelve a formarse a partir de mi propio pensamiento ese que no sé definir lo he probado todo tarnquimazin diacepan orfidal marihuana cocaína tic-tac bang vuelta a empezar: me siento violentado, tomado a la fuerza, perversamente violado por mis propios pensamientos, locos pensamientos, loco, loco, loco,…, los ojos abiertos observando la oscuridad plasmada entrópicamente en el techo de mi habitación, esa entropía que crea destruyendo; el big-bang, el tic-tac, el tic, el bang, el final, el comienzo: me siento violentado, tomado por la fuerza, perversamente violado por mis propios pensamientos, locos pensamientos, loco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario